Blog

Recientemente solicitaste un crédito y te encuentras con la mala noticia de que no fue aprobado. Repasas en tu mente una y otra vez las razones por las cuales te han denegado el servicio y no sabes ni por dónde empezar.

No te agobies, ProQuatro se ha preocupado de enlistar las circunstancias más comunes para que no te vuelva a pasar.

1.- No tienes un ingreso fijo.

Cualquier institución financiera buscará que la persona que solicita un crédito cuente con un ingreso mensual fijo para conocer su solvencia económica y su capacidad de cubrir la deuda.

Esto puede demostrarse a través de tu nómina nómina y los respectivos comprobantes de pago, para aquellos que cuentan con un trabajo fijo.

Si por el contrario, trabajas como freelance o por proyecto, puedes abrir una cuenta de débito en la cual deposites de manera constante una cantidad fija que ayude a demostrar tu estabilidad económica. Si no puedes comprobarlo, será casi imposible que aprueben tu solicitud.

2.- No cuentas con historial crediticio.

Para cualquier banco o prestamista es indispensable saber un poco de tu comportamiento financiero, para ello debes contar con un historial crediticio el cual se obtiene al disponer de una tarjeta bancaria, departamental, plan de teléfono o algún otro servicio registrado a tu nombre.

También puedes abrir una cuenta de débito o ahorros y depositar una cantidad fija mensualmente para generar antecedentes y con ello asegurar la fiabilidad de los acreedores al momento de recibir tu solicitud de préstamo.

3.- Datos incorrectos.

Al momento de registrar tus datos revisa y comprueba que todos sean los correctos. Si la institución financiera no puede corroborar alguno de ellos (nombre, dirección, fecha de nacimiento, curp, etc…) tu crédito será rechazado de forma automática.

4.- Eres menor de edad.

Lamentamos ser nosotros quienes te digan esto, pero si eres menor de 18 años es muy probable que tu solicitud sea rechazada, ya que difícilmente podrás comprobar la solvencia económica o el historial crediticio suficiente como para ser considerado para un préstamo.

5.- Mala puntuación en tu historial crediticio.

Esto es simple, pero es una de las razones por las cuales las instituciones financieras podrían darte un gran NO al momento de recibir tu solicitud y es el no estar conciente de tu estatus frente al buró de crédito.

Intenta, en medida de lo posible, liquidar saldos pendientes y deudas que puedan comprometer tu “calificación” en el sistema, de esta manera tendrás una mayor posibilidad de que tu solicitud sea aprobada.

5.- Te emocionaste con los préstamos.

Algunas instituciones no tienen problemas con que sus clientes tengan más de un préstamo a la vez, aún cuando estos provengan de otro lado.

Lo que sí consideran es que las cantidades solicitadas sean liquidables al corto plazo. De igual manera, es aconsejable saldar deudas previas antes de solicitar un crédito más.

Recuerda, los requisitos solicitados por cada una de las instituciones son diferentes. Por ello, es necesario que realices bien tu investigación y encuentres aquella que mejor se adapte a tus necesidades. En ProQuatro contamos con un sistema completamente digitalizado que te permite solicitar un préstamo desde la comodidad de tu computadora o celular en solo 5 pasos. ¿Quieres saber más? Haz clic aquí y descubre la manera más cómoda y veloz de pedir un crédito a tu medida