Blog

Una vez descubres que el historial crediticio puede ser un arma de dos filos, debes aprender a cuidarlo para poder acceder a bienes materiales entre otros beneficios. 

¿Qué es el historial crediticio?

Para poder llevar un historial sando debemos saber que el historial crediticio es un documento que se usa de referencia para que las instituciones financieras conozcan el comportamiento de tus pagos y los adeudos. Éste te muestra las tarjetas de crédito o departamentales que hayas tramitado, los préstamos que has solicitado y algunos servicios contratados como la TV de paga o el plan de telefonía en tu celular.

Todos los créditos que se contratan con instituciones financieras así como con empresas comerciales se reportan al Buró de Crédito. Éste tiene el historial crediticio de todos y se genera desde que se solicita un crédito o servicio. 

¿Los servicios también cuentan? 

La autoridad fiscal puede reportar al Buró algún crédito fiscal vencido o retraso en el pago. El no pagar el predial, la luz, el agua, el gas u otros servicios, también afecta tu historial en algunos municipios. Para saber si el tuyo reporta tus adeudos al Buró, tendrás que acudir a la Secretaría de Finanzas del municipio donde vives.

Además de no pagar tus servicios por problemas económicos o de manera deliberada, puede ser que los tengas domiciliados a una tarjeta y el pago no haya sido aprobado. Puede también ocurrir que el contrato de un servicio no se haya concluido correctamente o que cambiaste de domicilio y no lo registraste. Pasa lo mismo con las tarjetas de crédito.

¿Cómo saber qué afecta mi historial crediticio?  

Si deseas conocer los créditos, servicios o contribuciones que pueden estar afectado tu historial crediticio, consulta tu reporte de crédito especial, el cual puedes solicitar de forma gratuita cada 12 meses. Este reporte puedes pedirlo en www.burodecredito.com.mx o acudiendo a cualquiera de las 36 delegaciones estatales de la Condusef. Te toma solo 10 minutos y puede ayudarte a tener un control de tus finanzas. Así como te puedes dar una idea de lo bueno y malo que tienes dentro de tu historial.

Ten cuidado cuando tienes muchos números 9 porque esto implica que la posibilidad de obtener un crédito está cerrada. Las claves negativas en el historial pueden durar hasta 6 años por regla general, sin embargo, depende de la cantidad por la que haya quedado adeudada.

Lo bueno es que hay trámites que no manchan tu historial como los créditos de nómina, préstamos en casas de empeño o con amigos y familiares, así como los adeudos de multas de tránsito.