fbpx

Blog

El salario mínimo cambia a partir del 1 de enero, ¿qué implica para los trabajadores?

A partir de este miércoles, el aumento al salario mínimo entró en vigor. Pero, ¿qué significa para los trabajadores?

El pasado 16 de diciembre, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) anunció que para este año, el salario mínimo sería de 185 pesos diarios en la Zona Libre de la Frontera Norte y en 123 pesos diarios para el resto del país.

De acuerdo con diversos especialistas, con este aumento existe la posibilidad de que el desempleo sea mayor y la calidad de trabajo se deteriore.

En la perspectiva del vicepresidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF) Mario Correa, las empresas podrían absorber los costos producidos por el nuevo salario mínimo mediante el aumento en el precio de productos o reducción de personal.

Mientras que el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC) indicó que no hay garantía de que el aumento vaya a ser aplicado en todos los casos ya que “la mayor parte de los trabajadores que ganan el salario mínimo está en informalidad”.

Además destacó que es un reto para que las empresas informales cuenten con las condiciones para pagar considerando el bajo valor agregado con el que cuentan y las finanzas poco estables que tienen.

Sin embargo, entre las malas proyecciones para este aumento, también se encuentran las buenas posibilidades.

La Secretaría de Trabajo y Previsión Social, indica que con el incremento al salario mínimo en 2019, los trabajadores inscritos al IMSS tuvieron un impacto en el salario promedio con un incremento en 4.6% y 8.5% en la frontera en términos reales.

Sin embargo, según el INEGI, solo entre 4 y 5 millones de los 11 millones de trabajadores son formales por lo que serían los únicos que pueden sacar provecho al aumento del salario.

Esto debido a que los mecanismos existentes para vigilar que los empleadores apliquen el incremento, no existen para los trabajadores informales.

Además, los trabajadores que se benefician de este aumento son a los que se les pagan menos de dos salarios mínimos.

Esto quiere decir que quien gana más de 204 pesos diarios o 6 mil 120 pesos mensuales no adquieren este beneficio a menos que la empresa lo decida.

Como compañía, la meta debe ser que los colaboradores en sectores con paga baja sean trabajadores formales con el fin de que aumenten sus ingresos.

Para estas proyecciones y el comportamiento del aumento solo habrá que esperar.