fbpx

Blog

Si crees que ir a comprar la despensa es algo fácil, ¿entonces por qué muchas veces terminas con artículos que no tenías pensado comprar y gastas de más?

La situación es muy popular entre las personas que se encargan de ir al súper…terminan empleando su tarjeta de crédito para poder solventar este gasto o se quedan cortos de dinero, pero aún así, lo que compran no les alcanza ni para la quincena.

¿Cuáles son los errores que estás cometiendo cuando vas al súper?

Planea x semana

Antes de que hagas cualquier cosa, debes sentarte a pensar en tus comidas de la semana. Anota los platillos que te gustaría comer por día, incluso los fines de semana.

Haz una lista

En base a la planeación semanal de tus comidas, saca una lista de artículos necesitas para comer y agrega lo que necesites: como artículos de limpieza para el baño, la cocina, ropa, así como utensilios que ocupas en el día a día y que te hagan falta como cepillos de dientes, rollo de papel, un sartén.

Estos artículos son longevos, ya que muchos de los últimos duran más de una quincena y es preferible que no compres todos en una sola visita al supermercado.

Ingresos + presupuesto = optimización

Es principio o final de mes y te cayó la quincena, pero eso no significa que debes destinar la mayor parte de tu salario en la despensa.

Primero organiza tus gastos fijos, si los tienes y después sacas cuentas de lo que tengas disponible para la despensa, sin que te quedes en ceros, ya que si tienes alguna emergencia no tendrías fondos.

Aunque para cualquier emergencia, puedes acudir al Préstamo 911 de Yuhu, donde tendrás dinero a tu disposición en minutos, ingresa aquí para obtener más info.

Aprovecha el internet

Muchos supermercados ya tienen páginas con todos sus productos, ahí puedes checar y comparar precios. Busca ofertas o verifica en cuál tienda puedes comprar los artículos que necesitas a menor precio, así cuando acudas a la tienda, ya tendrás una idea de cuánto vas a gastar.

Come y luego compra

Aunque no lo creas, si vas a hacer el súper cuando tienes hambre, tiendes a comprar más comida que no necesitas y que probablemente es chatarra.

Antes de salir a hacer tus compras, come algo que te llene para evitar que compres así 👇

Check ups de alacena y refrigerador

Al menos una vez a la semana, haz inventario de lo que tienes guardado en tu alacena y refrigerador. Esto ayuda a que si un producto está próximo a caducar, lo puedas usar antes de que se eche a perder, además tendrás control sobre tu lista del súper.

Tus servicios en línea

Es cierto que puedes matar dos pájaros de un tiro y cubrir los gastos de tus servicios en el supermercado, pero estas cadenas cobran por que hagas tu pago.

Es mejor que cubras estos pagos a través de un pago en línea en una plataforma oficial o que lo hagas en Yuhu, checa aquí los beneficios.

Así que aplica estos consejos y cuéntanos si lograste recortar tus gastos al hacer la despensa.