Blog

Conforme las nuevas tecnologías avanzan, los conocimientos se van volviendo obsoletos, desde los hospitales hasta el diseño gráfico.

En todas las áreas el aprendizaje se convierte en algo esencial para todos y el departamento de Recursos Humanos puede usar la capacitación como herramienta.

De acuerdo con el Reporte Laboral México 2019 de Hays, solamente el 44% de las empresas ofrece capacitación o entrenamiento a sus colaboradores.

Y de ellos, tan solo el 27% la reconoce como beneficio en una compañía.

Si como jefe de área de RRHH no tienes idea de cómo potenciar el desarrollo de tus compañeros y equipo, aquí puedes encontrar consejos.

Primero: La importancia de capacitar

Para la empresa, tener colaboradores que aprendan constantemente sobre su puesto implica que haya menos rotación de personal, más conocimiento sobre sus funciones, menor rango a errores y optimización de trabajo.

Además, esto reduce la necesidad de supervisores, ya que los empleados están más preparados para los retos de sus funciones.

El colaborador gana más confianza sobre su posición en la empresa y se traduce a mayor seguridad en su trabajo y mejor desempeño, así como mayor satisfacción en el cumplimiento de sus metas.

Saber que la compañía en la que trabaja invierte en sus conocimientos, hace que los colaboradores inviertan también su tiempo, esto deriva en la disminución de ausentismo y mayor motivación para ir a la oficina.

También influye en sus ideas, muchos de los nuevos aprendizajes se implementan en su día a día y esto deriva en nuevas técnicas o prácticas en su trabajo.

Para ambos representa una oportunidad de tener una mejor relación entre los líderes de área y los equipos.

Segundo: Cómo empezar

Conoce las capacidades y puestos de cada uno de los colaboradores.

Como RRHH tienes a tu alcance herramientas digitales para realizar encuestas o exámenes que ayudarán a reconocer las habilidades y potencial, así como las metas y objetivos de cada persona.

Con el análisis de estos datos, el departamento de Recursos Humanos puede crear un plan de carrera que contribuya con el aprendizaje en la empresa, así como a la retención de talento.

Con este plan puede gestionar los temas de capacitación en general y específicas para cada área.

Como Recursos Humanos, debes saber que existen dos tipos de capacitación: la interna y externa.

Una es dentro de la empresa en la que se incluyen clases impartidas por un elemento dentro de la compañía o de un consultor externo, así como coaching por parte de los líderes y también E-Learning.

Y la segunda es fuera de la empresa o informal, estos son cursos, conferencias, talleres, posgrados, idiomas o educación técnica.

Como plus, puedes incentivar que los colaboradores sean autodidactas.

Investiga páginas que hablen de su puesto y envía links para que aprendan un poco más sobre sus funciones y cómo pueden mejorar.

Tercero: Y luego, ¿qué?

Después de reconocer las debilidades y virtudes de todos, así como entender los diferentes canales para capacitar, puedes comenzar a buscar la forma de hacerlo en el equipo.

Tomando en cuentas las tendencias para este año en el rubro.

  • El microaprendizaje

Esta capacitación es como un gotero y en muchos casos evita que los colaboradores se aburran, ya que en lugar de un curso de cinco días, se puede dividir en contenido corto.

  • La gamificación

Se deriva de la palabra “games” que en inglés significa juegos y es precisamente eso, aprender jugando. Esto fomenta la participación y el aprendizaje.

  • Aprendizaje social

Puedes reunir a los miembros de un área en común o distinta para intercambiar ideas sobre algún tema, esto se convierte en una herramienta útil para nuevas prácticas o conocer cosas nuevas.

  • Aprendizaje adaptado

Depende de los horarios y carga de trabajo del colaborador. Esta capacitación se adapta a las necesidades ya que se distribuye en pequeñas partes, lo que ahorra tiempo.

Con esto puedes comenzar a hacer una planificación para que tus Recursos estén más capacitados.