Blog

Cuando piensas en independencia, lo primero que normalmente llega a la mente es una casa propia.

De acuerdo a Expansión, el mercado inmobiliario es de incertidumbre y en la zona metropolitana de la capital hay un déficit de 62 mil viviendas.

Esto deriva en que, al haber menos casas o departamentos disponibles, los costos pueden aumentar más.

A finales de 2019, la reducción de la tasa de referencia del Banco de México a niveles de 7.50, permitió que algunos bancos redujeran sus tasas a niveles de 8 por ciento.

Actualmente el 40 por ciento de las transacciones inmobiliarias en el país se hacen con financiamiento hipotecario, esto relaja el panorama.

Si planeas adquirir un activo de este tipo, lo mejor es que adquieras un crédito hipotecario y eso lo puedes hacer como trabajador activo en Infonavit.

Es importante que ahorres al menos el 30 por ciento del costo total de la casa o departamento que deseas adquirir.

Además de separar un ocho por ciento para gastos extras como el seguro o gastos notariales.

Por ejemplo, si una propiedad vale un millón de pesos, entonces el ahorro deberá ser de 300 mil pesos, más el 8 por ciento de los extras, que son alrededor de 80 mil pesos.

Para lograrlo primero debes hacer un panorama financiero en el que pongas sobre la mesa todos tus pagos fijos y variables, evaluar tus gastos hormiga y lo que ahorras.

Entonces te pones la meta financiera del ahorra.

¿Qué pasa una vez que tengo un 38 por ciento ahorrado?

Puedes solicitar un crédito hipotecario al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda (Infonavit).

Este es únicamente para trabajadores y hay ciertos requisitos que debes cumplir:

116 puntos
Es lo que debes tener para que el Instituto te otorgue el crédito. Para obtenerlos se considera el tiempo que has trabajado ininterrumpidamente, tu edad, salario, aportaciones y que no tengas otro crédito Infonavit vigente.

Trabajo vigente
Estar en una relación laboral vigente es uno de los requisitos básicos.

Aportación salarial
Es lo que la empresa en la que trabajas aporta bimestralmente y es del 5 por ciento. Esto se destina a la cuenta de Infonavit.

Hay diferentes tipos de crédito:

Una vez que seleccionas el crédito se hace un proceso de pre-calificación que puede realizarse en línea ingresando a tu cuenta personal.

En este encontrarás una calculadora digital que te dirá el monto aproximado al que tienes derecho basado en los datos que proporciones.

A través de este procedimiento, el Infonavit sabrá si tienes la liquidez para financiar tu crédito.

Llevar papelería necesaria a las oficinas de Infonavit

Lo que necesitas es:

Tu solicitud de Crédito Hipotecario Infonavit
Acta de nacimiento: original y copia
Identificación oficial
Avalúo electrónico y Dictamen Técnico de Calidad
Título de propiedad de la vivienda que se quiere adquirir
CURP
Si se desea solicitar el Mejoravit requerirán cuenta bancaria.

Contrata a un notario público

Esta figura es la que dará validez a tu trámite. Además se encarga de redactar y revisar el documento de compraventa, consolidar el pago y validar el avalúo inmobiliario.

Aviso de Retención de Descuentos

Este es un documento que puedes descargar en línea y es el contrato en el que debe estar tu firma y la de la persona correspondiente en tu empresa.

Ya que esté firmada y sellada, se entrega a tu notario público.

Consulta este proceso en la página de Infonavit y verifica cuál es el más conveniente.

Además puedes consultar un crédito conyugal en caso de que estés casado.