fbpx

Blog

Emergencia sanitaria: ¿qué implica para México?

Es muy importante entender los efectos legales y prácticos de la declaratoria de emergencia sanitaria emitida recientemente por la Secretaría de Salud para evitar caer en la desinformación y tomar decisiones equívocas.

Estos son los efectos legales y prácticos de la declaratoria de la emergencia sanitaria:

OFICIALIDAD y OBLIGATORIEDAD

La declaratoria de “SUSPENSIÓN DE ACTIVIDADES NO ESENCIALES” emitida por la Secretaría de Salud y el Gobierno Federal se llevó a cabo en apoyo a nuestra Constitución.

Eso la convierte en obligatoria, es decir, que a partir de su publicación dichas medidas dejaron de ser simples recomendaciones para adquirir fuerza legal.

Ahora bien, es importante destacar que su obligatoriedad no se extiende a la movilidad de las personas como seres individuales.

Ya que el resguardo domiciliario se decretó como un exhorto que en términos prácticos constituye una recomendación (a excepción de los adultos mayores y demás personas vulnerables).

Esta medida no se implementó como un toque de queda, lo que quiere decir las autoridades están confiando en nuestra prudencia para resguardarnos en casa.

La petición se hizo para cumplirla hasta el 30 de abril próximo y salir solo en los casos que se consideren necesarios.

ACTIVIDADES ESENCIALES

En caso de que no se incluya expresamente nuestra actividad o que no formemos parte de la cadena productiva* necesaria para la continuidad de las actividades esenciales, en principio se debería de acatarse estrictamente y suspender la actividad correspondiente.

Sin embargo, también es importante entender que pueden existir ciertos compromisos de entrega o circunstancias de mantenimiento y/o custodia.

Por ello y para evitar pérdidas mayores, dar continuidad a estas actividades no implica que la principal no se haya suspendido.

*Es de particular importancia analizar con prudencia y sentido común las razones por las cuales consideremos que nuestra actividad forma parte de dicha cadena productiva.

EXCEPCIÓN

En el decreto indica que existe una excepción si la suspensión implicaría la imposibilidad de reanudar actividades a largo plazo definitivamente.

Para esta situación, se podrá continuar con la actividad pero se recomienda contar con elementos (financieros o de mercado, incluso de fuerza mayor).

Para demostrar que la empresa se encuentra en esa problemática y estos elementos deberán ser revisados por sus asesores legales.

Si la empresa considera que la suspensión de actividades podría llevarlos al cierre definitivo de la misma vale la pena hacer el ejercicio financiero y/o de mercado correspondiente.

Para esto seria necesario contar con un análisis profesional que señale las causas y razones que actualicen el supuesto con ejemplos y proyecciones debidamente sustentadas.

Así se tendría una justificación para seguir operando siempre respetando las medidas de precaución para detener la propagación de COVID-19.

ASPECTOS LABORALES

Aunque algunos medios han comparado la crisis actual con tiempos de guerra, en esta contingencia el gobierno federal no pretende iniciar una cacería de aquellas personas que salgan de su casa o entren a un centro laboral.

Esta emergencia no se trata de una clausura generalizada, ni se estaría violando la ley si existe una causa que amerita acudir a un centro laboral acatando las medidas de prevención.

En tema laboral, esta declaratoria de emergencia no justifica la reducción de salarios, ni el despido de trabajadores sin responsabilidad para el patrón.

Pero no podemos dejar de observar que en casos extremos en los que se agote la fuente de trabajo existen procedimientos en la Ley Laboral para dar por terminados los contratos laborales.

Esto sin que sea considerado como un despido injustificado, situación que evidentemente se tendría que corroborar y analizar con asesores.

CONCLUSIÓN

La salud es prioridad, pero también se deben tomar en cuenta los factores y consecuencias de una suspensión de actividades a largo plazo.

Ya que pudieran ser más catastróficas aún, y por tal razón es IMPRESCINDIBLE estar debidamente informado y asesorado para tomar mejores y puntuales decisiones en estos momentos tan difíciles.

Lic. Luis Carlos Martinez

Miembro del Consejo consultivo de Yuhu y consultor en materia legal-fiscal