fbpx

Blog

Además de los retos sociales, económicos y laborales, también se debe cuidar la salud mental de los colaboradores.

A casi tres meses de que comenzó el confinamiento, es muy fácil sentirnos despegados de quienes solían ser las personas con las que más convivimos:

Nuestros compañeros de trabajo.

De acuerdo con Jeremy Bernardo Cruz, miembro de la Asociación Psicoanalítica Mexicana, en 2019 había alrededor de 4,600 psiquiatras.

Pero sólo 1,400 trabajan en el servicio público, el 60% se distribuye en Ciudad de México, Estado de México, Jalisco y Nuevo León.

Mientras el 20% se concentra en la alcaldía Benito Juárez de Ciudad de México.

Además, solo el 2% del presupuesto total del país se encamina a la salud mental.

Y ahora, se necesita cada vez más apoyo en este rubro, ya que debido a la contingencia los ciudadanos son más propensos a:

Depresión
Ansiedad
Irritabilidad
Alejamiento

Como empresa, quizá no tienes la responsabilidad de cada uno de tus colaboradores, pero puedes estar al pendiente de ellos.

Pero es importante saber que de acuerdo con un estudio del IBM, Institute for Business Value, el trabajo es uno de los factores que más influye en la salud mental.

Estas son algunas de las herramientas y claves que puedes darles para vencer sus miedos e inquietudes laborales.

La resiliencia es un elemento que debe prevalecer en las empresas, que sea comunicada a través de los líderes y sea trasmitida a todo el equipo.

Esto es: recuperase de un evento que puede llegar a ser traumático y adaptarse a las nuevas formas de vida y trabajo.

Para los colaboradores, trabajar en casa significa que ahora tienen que lidiar de manera constante con su familia.

Muchos de ellos tienen hijos, por lo que necesitan algo de tiempo para encargarse de ellos en horas que para los niños sería tiempo en la escuela.

Y algunos viven solos, por lo que representa un riesgo aún mayor estar sin compañía y en confinamiento.

Saber que tener miedo es normal y entender que hay diferentes maneras de enfrentarlo.

Como recomendaciones, los colaboradores pueden reducir su consumo de noticias respecto a la pandemia.

Y deben reconocer que, mientras sigan las medidas de precaución, no tienen de qué preocuparse.

Además existen aplicaciones y videos que pueden ayudarles a calmarse durante un episodio de ansiedad o u ataque de pánico.

Es esencial hablar de estos temas en las reuniones laborales, para que los colaboradores tengan la confianza de hablar sobre sus sentimientos.

Cada una de las personas puede llevar a cabo ciertas prácticas para disminuir el estrés:

Meditar

Hacer ejercicio

Tomar minutos de descanso

Estirarse

Leer

Hablar con seres queridos