fbpx

Blog

Menos ingresos, mejor presupuesto

Debido a la crisis por el Covid-19, muchas empresas tomaron la difícil decisión de disminuir el sueldo de algunos o todos sus colaboradores.

Directivos, gerentes, operarios, accionistas, técnicos, todos vieron como su presupuesto fue reducido.

Si este ha sido tu caso, aquí te damos algunos consejos para que puedas ajustar a tu nueva entrada económica.

Primero debes verificar tus gastos e ingresos tomando en cuenta tu sueldo anterior y todos tus gastos.

Desde el café que compras todos los días, hasta las cenas o comidas que pides a domicilio.

Si te das cuenta de que con tu sueldo anterior gastabas más de lo que ganas, ahora el riesgo de sobrepasar tu presupuesto es mayor.

¿Cómo puedes recortar gastos?

Para comenzar es necesario conocer los diferentes tipos:

Obligatorios:

El pago de estos gastos no varía mucho mes con mes, como la hipoteca, la renta y el pago de créditos o préstamos.

Variables necesarios:

Pagos de servicios, despensa, ropa o calzado (ojo, son necesarios).

Discrecionales:

Todos los demás gastos que no son necesarios. Estos son gastos superfluos como las suscripciones a diversos servicios de entretenimiento.

O las comidas que se piden de restaurantes, dejando de lado la despensa del hogar.

Cuando se hayan reconocido todos estos gastos que no se necesitan, es momento de recortarlos.

Aquí puedes encontrar una calculadora para planificar tu presupuesto personal o familiar de la Condusef.

Después, en el momento en que las finanzas se estabilicen puedes darte el lujo de tener uno de estos consumos no necesarios.

Luego de hacer el recuento de gastos y deshacerte de los discrecionales, es momento de realizar un presupuesto nuevo.

Ya que se haya implementado, debes darle seguimiento y recortar más si es necesario o, si sobra, comenzar a ahorrar.

Es importante que si tienes familia, los involucres en el proceso.

Especialmente si tienes hijos adolescentes que ya trabajes, es posible que ellos puedan aportar un poco más al presupuesto de gastos fijos o variables.