fbpx

Blog

Cuando tienes una o varias tarjetas de crédito puedes ser víctima de tus propias decisiones.

Para darle un buen uso, lo más obvio es que primero sepas cómo funciona y cómo utilizarla.

Lo primero que debes saber es el cupo que tiene tu tarjeta de crédito, para esto la entidad financiera toma en cuenta tus ingresos, deudas y créditos anteriores.

Toma en cuenta la tasa de interés, que es el pago que realizas al banco por usar la tarjeta.

Y fíjate las compras a meses, ya que si cobran intereses, podrías terminar pagando más por el producto que adquiriste.

Además se debe tomar en cuenta que la mayoría de las entidades cobran una cuota de manejo por mantener activa la tarjeta.

Aquí algunos consejos para un mejor manejo:

  1. Si compras a meses sin intereses, toma en cuenta la vida del producto que compras y asegúrate que sea mayor al del tiempo que vas a pagar.

2. Con una es suficiente. No uses otra línea de crédito para pagar la anterior, esto solo te generará más problemas financieros.

3. Tu tarjeta de crédito no es un cajero automático. Evita disponer dinero ya que esto trae consigo una comisión que recortará tus ingresos eventualmente.

4. Usa tu agenda para recordar tus fechas de pago y si puedes aprovecha para pagar antes y así prevenir el aumento en el pago de intereses.

5. Busca TDC que no cobren anualidad (sí existen) y si no usas tu plástico puedes tomar la decisión de cancelarlo, ya que estos pagos frecuentemente se convierten en gastos hormiga.