fbpx

Blog

Cuando comienzas a realizar una lista de los pagos fijos o recurrentes, es fácil que pierdas de vista alguno de ellos y se te escape incluirlo.

Por eso es importante conocer cómo puedes dividir tu presupuesto para obtener el mejor resultado de tus ingresos y gastos.

Existen cinco normas que se deben cumplir al realizar un presupuesto:

1.Personaliza tu lista

Tu eliges las categorías y subcategorías de tu presupuesto.

2. Lista mental

Haz que tus categorías estén enlistadas de manera sencilla para que puedas recordarlas fácilmente.

3. Claridad

Tu lista debe ser clara, para que solo al ver una categoría sepas qué gastos van en ese apartado.

4. Solo una

Las categorías no deben repetirse, es decir, no debe haber una categoría donde puedas poner lo mismo que en otra.

5. Al 100%

En todas las categorías deben estar incluidos TODOS tus gastos.

Aquí un ejemplo de categorías básicas:

-Alimentos
Comida y despensa

-Pago de servicios
Agua, luz, gas, internet…

-Hogar
Renta, mejoras o reparaciones

-Transporte
Gastos del automóvil o de servicio público

-Ropa

-Salud e higiene
Medicamentos, maquillaje, productos de limpieza…

-Entretenimiento
Salidas a cine, teatro y pago de servicios como Netflix, Spotify, etc…

-Otros
En esta categoría se agregan los que no encajan en ninguna de las anteriores.

Sin embargo, puedes hacer también una lista de categorías más detallada, añadiendo sub-catgorías. Por ejemplo:

NOMBRE DE CATEGORÍA
Alimentos y bebidas

SUBCATEGORÍAS
Despensa
Restaurantes
Alcohol
Dulces

NOMBRE DE CATEGORÍA
Casa

SUBCATEGORÍAS
Renta
Reparación
Electrodomésticos

NOMBRE DE CATEGORÍA
Salud

SUBCATEGORÍAS
Medicinas
Dentista
Gastos médicos

NOMBRE DE CATEGORÍA
Higiene

SUBCATEGORÍA
Maquillaje
Productos de limpieza
Salón de belleza o peluquería
Productos para cabello

Cada mes puedes ir agregando categorías para mejorarla y tener mayor visión sobre cómo gastas tus ingresos.

De esta forma será más fácil agregar, eventualmente, un apartado de ahorro.

Ya que al ver algunos gastos frecuentes puedes caer en cuenta de que tienes algunos pequeños que están impidiendo que guardes dinero.