fbpx

Blog

El regreso a clases ya ocurrió, sin embargo, como padre puedes comenzar unas lecciones extra para ayudar en el futuro de tus hijos.

La falta de conocimiento en los productos financieros es lo que lleva a un mal manejo de la economía personal en los mexicanos.

Así lo señala la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

De acuerdo con la Condusef, solo el 30% de los mexicanos tiene nociones sobre finanzas personales.

Sin embargo, el contraste con otras naciones como Suecia, Noruega o Dinamarca es del 70% de la población informada en la materia.

Es por eso que la educación desde los niveles más bajos de la educación en este tema es esencial para el desarrollo de los pequeños y jóvenes.

¿Para qué les sirve la educación financiera?

De acuerdo con el Instituto Estudios Financieros (IEF) sirve:

  • Para entender la importancia del ahorro y del fondo de emergencia, necesario para sobrellevar situaciones imprevistas.
  • Para comprender el valor del dinero y entender que el dinero parado pierde valor con el paso del tiempo.
  • Para poder gestionar en un futuro sus propios ahorros, por tal de poder utilizarlos de forma óptima y eficaz.
  • El entorno financiero es cambiante y es por lo que es necesario un conocimiento de los productos y servicios disponibles en el mercado.
  • Para poder hacer un mayor uso de métodos de inversión y ahorro alternativos, y no únicamente hacer uso de la banca tradicional.
  • Para poder entender la importancia que cada vez cobra más la tecnología en el mundo de la economía y las finanzas.
  • Para mejorar su proyección internacional de inversión de empresas extranjeras, y también para que los ciudadanos puedan invertir en empresas internacionales.
¿Cuáles son los principios básicos que debes enseñarles?
  • ¿Qué es y para qué sirve?

Lo primero que los jóvenes o niños deben saber es el valor de cada billete o moneda y que se utiliza como medio de intercambio como un símbolo de valor.

Puede usarse dinero real para explicar el valor de cada uno o jugar Monopoly o Turista para que vayan conociendo cómo se hace el intercambio.

  • ¿De dónde proviene?

Es importante recalcar que hay que trabajar para conseguirlo y que eventualmente, si no se cuida, se puede acabar.

Puedes poner actividades diarias y darles un precio por realizarla.

Por ejemplo:

Limpiar el jardín o las ventanas de la casa, lavar el patio, el auto o los trastes, barrer o trapear.

  • ¿Por qué es importante ahorrar?

El 32.2% de la población total del país no ahorra, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera(ENIF) y datos del Inegi.

Por eso, este debe ser un tema importante cuando se habla de educación financiera.

Si les das una cantidad quincenal o mensual, puedes enseñarles a ahorrar por unos meses para que compren algún artículo que quieran.

Esto les dará satisfacción a largo plazo y aprenderán sobre la remuneración del ahorro.

  • ¿Lo quiere o lo necesita?

Cuando vayan de compras, incita la pregunta: lo que quiero comprar es una necesidad o solo un deseo.

Haz que elijan entre artículos que son necesarios para el consumo del hogar y productos que sean algo que quieran pero que no requieran.

Estos son los primeros pasos para una educación financiera para los niños y jóvenes.