fbpx

Blog

Qué es lo primero que pensarías si te preguntaran: ¿cómo está tu salud financiera? Seguro que lo primero que te viene a la cabeza es que todo está bien porque ahorras dinero; ahora que pasaría si te decimos que la salud financiera depende de mucho más que sólo ahorrar dinero.

Si bien la salud financiera va de la mano con la manera en la que administramos nuestro dinero y ganancias, no todo gira entorno a esto, más bien depende de un conjunto de actividades, decisiones y hábitos que si los unimos y trabajan en conjunto, nos llevarán al éxito financiero. 

Los hábitos financieros son un tema que se debería enseñar a temprana edad debido a la relevancia que tiene en nuestras vidas, sin embargo, no es muy común que estemos informados al respecto y la realidad solo nos llega con los dolores de cabeza que causa la vida adulta. 

1.- Presupuestea. Planea tus gastos con tiempo y apégate a ello. 

2.- Gasta menos de lo que ganas; así es nunca, pero nunca dejes que tus deudas sean más que tus ingresos. 

3.- Evita las deudas; justo como se mencionó en el punto anterior, si no puedes pagar el costo de eso que quieres, tal vez no te conviene.

4.- Evita los gastos hormiga; no compres café todas las mañanas, mejor prepáralo en casa y ahorra ese dinero para una ocasión especial o algo más ambicioso.

5.- Procura tu salud y bienestar, piensa en una inversión a futuro; tu vida es lo más importante, ten un respaldo para cualquier situación de imprevisto que se llegara a presentar contrata un seguro médico, de vida o gastos funerarios.

6.- Piensa en tu patrimonio; si buscas ahorrar hazlo pensando en tu futuro y no en un gasto pasajero, invierte en una propiedad.

7.- Salda tus deudas; dedica al menos el 30% de tu ingresos para saldar tus deudas para evitar cargar con esos compromisos.

8.- Domicilia tus pagos; evita recargos, sanciones o intereses que podrían costarte más.

9.- Consume con inteligencia; si vas de compras busca las mejores ofertas del mercado, compara el costo-beneficio de la compra que vayas a realizar y busca una alternativa para aquello que te genera un gasto y que no lo utilizas como, aplicaciones digitales, membresías de servicios de streaming o de gimnasio.

10.- Ahorra; al menos un 15% de tus ingresos destinarlo a tu cuenta de ahorro.

11.- Invierte o busca una alternativa para crecer tus ingresos; nunca te conformes con lo que ya tienes, emprende o busca opciones para inversión que te generen ganancias.

12.- Adáptate; una vez que establezcas tu presupuesto por día, semana, quincena o mes, apégate a él para no excederte.

Sabemos que todos aspiramos a un futuro financiero estable, es por eso que aquí te decimos los mejores hábitos que tienes que poner en práctica para mejorar, cambiar o lograr una vida adulta rodeada de estabilidad financiera.